FUENTES, TARACENA Y LOS COLOM TORRES COBRARON COMISIONES

Alberto Fuentes Knight ha pasado a la historia, después de fungir como ministro de Estado del gobierno de la UNE y también por ser el autor del libro denominado “Rendición de Cuentas”.   Pero de a poco también se ha dado a conocer que sería uno de los principales responsables del “regalo” que otorgaran los Colom Torres al fraude que se constituyó con el nacimiento del Transurbano.   Parece que Fuentes Knight ha olvidado un pequeño detalle: él era el cuentadante de los 280 millones de quetzales que salieron del dinero público.

El responsable del dinero regalado era el ministro, pues es el cuentadante.
El responsable del dinero regalado era el ministro, pues es el cuentadante.

Dentro las atribuciones del ex ministro, estuvieron las de avalar esa partida por órdenes del Presidente Colom (y de Sandra Torres, que era el poder real) y de dar el dictamen favorable para que el Congreso luego conociera de la propuesta y por obvias razones tendría a un Mario Taracena como Presidente de la Comisión de Finanzas del Congreso y con la aprobación colegiada primero de la comisión y luego del pleno, para el “regalo” de los Q280 millones que se otorgaran para el desarrollo del sistema prepago del Transurbano.

Es por ello que aunque hubo muchos responsables, entre ellos los 158 diputados que aprobaron el gasto; el principal responsable del dinero sería el Ministro Fuentes Knight como cuentadante y como el cerebro que le dio la forma legal a esta aberrante petición que fue confeccionada con los fines electoreros que favorecieran a Sandra Torres con el voto capitalino y por obvias razones aceitar esa mancuerna que tenían con Álvaro Arzú.

Fuentes Knight responsabiliza a Torres y Colom de ser los fraguadores de tal desfalco, pero legalmente a él corresponde rendir esas cuentas.
Fuentes Knight responsabiliza a Torres y Colom de ser los fraguadores de tal desfalco, pero legalmente a él corresponde rendir esas cuentas.

Pudiendo ubicar a Sandra Torres y a Arzú en la cima de este negocio ilícito y lesivo para el Estado, sigue siendo Alberto Fuentes Knight el único responsable legal del dinero.   No vale que a estas alturas y con la experiencia que él tiene, aun necesite esconderse bajo las faldas de Torres acusándola de haberlo presionado para llevar a cabo el acuerdo gubernativo y menos todavía, puede alegar ignorancia de la ley.

Para variar los “honestos” funcionarios habrían cobrado la respectiva comisión para poder realizar esta barbarie administrativa y que le ha costado al Estado la friolera cantidad de 270 millones de quetzales.

Aunque todos los capitalinos nos hemos beneficiado de este subsidio “no real”, la legalidad de las órdenes recibidas era competencia exclusiva del ministro y la misma ley confiere facultad de no obedecer todo aquello que la contraríe.   Mientras los usuarios, la Municipalidad y los transportistas nos hemos beneficiado, pues “a caballo regalado, no se le busca lado”

Aunque ha habido muchos beneficiados, el costo oculto es la parte más onerosa y menos transparente de la gestión gubernamental que tendría como fines impulsar a Sandra Torres y agenciarse de unos buenos lenes.
Aunque ha habido muchos beneficiados, el costo oculto es la parte más onerosa y menos transparente de la gestión gubernamental que tendría como fines impulsar a Sandra Torres y agenciarse de unos buenos lenes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *